Featured

Atención Atención la demanda más estupida de todo los tiempos

tempoatencion2
La demanda más ridicula de todo los tiempos todavia sigue en pie y es que los representantes legales de Atención Atención solicitaron al juez federal Salvador Casellas que sancione a los abogados de Tempo por alegadamente incumplir con el suministro de prueba solicitada para ponerle fin al pleito por violaciones de derechos de autor, incoado por la agrupación, según una nota del Vocero.com.

“Las constantes fallas de los demandados en el cumplimiento de todos los compromisos a los que habían llegado, los demandantes no tienen otra alternativa que buscar la intervención de la corte”, señala la moción, radicada por la abogada de la agrupación de música infantil Karla Venegas.

La letrada, pidió al juez que ordene a los demandantes a proveerles la prueba solicitada y que paguen los honorarios de los abogados por los gastos incurridos en la redacción de la moción.

Expone que entre noviembre y diciembre del pasado año, las partes iniciaron conversaciones transaccionales para llegar a un acuerdo de buena fe, ratificado a principios de enero. Incluso, el pasado 26 de enero los abogados de “Tempo” le enviaron el primer borrador del acuerdo.

El 28 de enero, Venegas le envió a los representantes legales del artista la revisión del acuerdo con la intención de finalizar el caso de forma extra judicial.

Alega, que sin embargo, no han vuelto a comunicarse con los demandantes y no han cumplido con la información requerida.

Para el que no entiende, lo que sucede es que el pasado 8 de julio 2014 Atención Atención demandó a” Tempo” en el Tribunal Federal por alegada violación de derechos de autor por la canción “Había un sapo”, y solicitan una indemnización de $300 mil.

Los demandantes alegaban que el continuo uso de su canción “Chota Cos” (Tiraera Pa’ Cosculluela) les causa daño irreparable no solo por la violación a los derechos de autor, sino también a su reputación e imagen.

Además de Tempo figuran como demandados el manejador del cantante Oscar Figueroa, Andino Marketing Group, y Vevo Company. Mientras, Tempo rechazó que viole los derechos de autor  al argumentar que la canción es una composición tradicional de niños y que es de dominio público.

Comments

LO MÁS VISTO

To Top